Destacadas, Política

GISA modificó en enero las condiciones laborales de dos trabajadores afines al PSOE con un sustancioso incremento salarial

La empresa municipal Getafe Iniciativas (GISA) modificó en enero del presente año de ‘motu proprio’ y sin negociación sindical las condiciones laborales de dos trabajadores de la empresa afines al PSOE con un sustancioso incremento salarial.

Según consta en la documentación a la que ha tenido acceso Getafe Actualidad, los dos trabajadores (el exconcejal socialista Enrique Macías y Francisco Trillo) propusieron en octubre de 2015 una reestructuración de la plantilla de GISA que recogía la modificación de su categoría profesional, lo que les hacía ascender desde técnicos de grado 10 a técnicos de grado 11, con el consiguiente aumento salarial.

Ambos empleados, siendo delegados sindicales de UGT, fueron despedidos junto a cinco compañeros más por el anterior Gobierno del PP y, tras recurrir, fueron finalmente readmitidos en mayo de 2014 tras sentencia del juzgado de lo Social número 24 de Madrid. Sólo cuatro meses después de la llegada del PSOE al Gobierno, hicieron llegar su propuesta de ascenso a la Dirección de GISA, por aquel entonces bajo la supervisión de la ahora concejala no adscrita, Mónica Cerdá.

La propia Cerdá paralizó esta remodelación al entender que se trataba de un asunto que requería de una negociación colectiva con los sindicatos, toda vez que se proponía modificar categorías y salarios de trabajadores de la empresa pública. Sin embargo, tras su salida del Gobierno local, la empresa municipal procedió en enero del presente año a dar luz verde a esta modificación, que a efectos prácticos supone un incremento salarial de más de 7.000 euros anuales en el caso de Macías y de cerca de 5.000 en el caso de Trillo. Todos ellos tienen una retribución anual de 38.590 euros.

A todo ello se suma otra posible irregularidad: para poder ejercer como técnico de grado 11 es necesario que el trabajador tenga la categoría de licenciatura universitaria, si bien en el caso de Macías no se cumple esta premisa, ya que su titulación es de técnico superior en Comercio Internacional.

En el caso de Trillo, con titulación en Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones, su nuevo puesto conlleva además un complemento por responsabilidad de cerca del 15%.

Caso Jeromín

Enrique Macías fue concejal del PSOE en la oposición desde febrero de 2014, cuando accedió a la Corporación tras las dimisiones por el llamado ‘Caso Aparcamientos’. A su vez, estuvo imputado por el llamado ‘Caso Jeromín’ por los presuntos delitos de malversación y falsedad documental durante su etapa como presidente del club de baloncesto Getafe Beta.

Según una denuncia del PP, Macías gastó el 41 por ciento de la subvención municipal concedida al club (54.270 euros del total de 130.000) en tres comidas multitudinarias celebradas en el bar Jeromín, un local con un aforo inferior a las 40 personas.

3 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *