Destacadas, Sociedad

La situación de la EMSV se vuelve insostenible tras una nueva paralización de las obras de El Rosón

Una vez más, obras paralizadas. Las dos promociones de vivienda pública que gestiona la EMSV en la zona de El Rosón han vuelto a sufrir el enésimo contratiempo que conllevará un nuevo retraso en la construcción de estos pisos, que fueron sorteados en marzo de 2015 y que se han convertido en al gran talón de Aquiles del Gobierno local en esta materia.

Desde que el pasado mes de marzo el Ayuntamiento anunciara el inicio de las obras, tras meses de protestas por parte de los adjudicatarios, el movimiento en ambas parcelas donde se levantarán las 147 viviendas protegidas ha sido escaso.

La propia EMSV, para calmar los ánimos, decidió hacer un seguimiento gráfico de los trabajos en su página web, colgando fotografías del avance de las obras. Sin embargo, esta sección dejó de actualizarse el pasado 14 de junio y los futuros propietarios comenzaron a sospechar.

Sus sospechas se han vuelto certezas al confirmarse un nuevo parón de las citadas obras, y la frustración se ha tornado en indignación ante las distintas versiones que están recibiendo en relación al motivo de dicha paralización.

Así, la versión oficial de la EMSV es que se ha detectado una parte del terreno “contaminado”, por lo que “de acuerdo con los protocolos de actuación de la Comunidad de Madrid está analizándose la zona afectada para comprobar si existe esta contaminación, qué tipo de contaminación podría ser y la superficie y profundidad en la que está delimitada”.

No obstante, tal y como aseguran los afectados, el motivo que alegan a pie de obra es bien distinto. Al parecer, se habría hallado en la parcela 1.4 una estructura de hormigón perteneciente a una antigua cimentación con la que no se contaba, y cuya retirada no es posible realizar con la maquinaría que venía operando en esta parcela.

Este hecho, de confirmarse, podría elevar el coste de la construcción y retrasar más aún el proyecto, si bien desde la EMSV han desmentido que éste sea el motivo de la paralización.

Ante esta situación, los adjudicatarios se pondrán en manos de un abogado para defender sus derechos.

De este modo, la situación de la EMSV y de su gerente se vuelve insostenible teniendo en cuenta que, en lo que va de legislatura, la empresa municipal ha sido incapaz de desbloquear la única promoción de vivienda pública que debía gestionar, a lo que se une el malestar de los adjudicatarios que se sienten ignorados, ninguneados e incluso engañados por los responsables de la empresa.

A las irregularidades desveladas en exclusiva por Getafe Actualidad en el proceso de apertura de ofertas, siguieron renuncias de empresas adjudicatarias, readjudicaciones, falta de información, demoras en las firmas de contratos y, de nuevo, la paralización del proyecto por un periodo indeterminado de tiempo.

Asimismo, los afectados echan de menos una mayor implicación por parte de los partidos en la oposición que, salvo alguna moción y alguna declaración pública, no han dado ningún paso en firme para acabar con este problema y con la nefasta gestión de la que hace gala la EMSV en este particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies