Destacadas, Sociedad

Graves anomalías en El Rosón: El informe sobre contaminación nunca se incorporó al pliego ni al proyecto

rosón consejo transparencia

A medida que avanzan los días van surgiendo nuevas informaciones nada halagüeñas para los futuros vecinos de las promociones de la EMSV en El Rosón.

En el día de ayer, el gestor de la Junta de Compensación de El Rosón, Jesús Neira, aseguraba en Getafe Capital que existía un informe de investigación de la calidad del suelo en esta zona fechado en el año 2008 en el que se recogían las actuaciones realizadas tras la demolición del antiguo polígono industrial.

En el marco de ese plan de actuación, según subrayaba Neira, se realizaron 18 catas en el área donde se ubica hoy la parcela 1.4, una de las cuales arrojó niveles de contaminación por encima de lo que marca la ley, lo que fue recogido en otro informe tras el pertinente Análisis Cuantitativo de Riesgos.

Pues bien, según ha podido saber Getafe Actualidad de fuentes cercanas al proyecto ese presunto informe sobre la posible contaminación del suelo nunca se incorporó al proyecto ni al pliego de condiciones, con lo cual las empresas concurrentes no tenían conocimiento alguno de esas circunstancias en el momento de concursar.

Este hecho ha provocado la paralización de las obras tras comprobarse indicios fundados de posible contaminación, motivo por el cual en la mañana de hoy se está procediendo a realizar catas sobre el terreno para determinar este punto, a pesar de que el Gobierno local aseguraba recientemente que una empresa holandesa ya estaba procediendo al análisis y que los resultados se conocerían en cuestión de días.

Asimismo, estas mismas fuentes consultadas por esta publicación aseguran que los análisis serán positivos “con toda seguridad”, con lo cual se abre ahora un nuevo horizonte que deberá resolver el Ayuntamiento de Getafe: cómo proceder a la descontaminación de la parcela.

Para ello, el Consistorio deberá asumir el coste y convocar un nuevo concurso para adjudicar a otra empresa la descontaminación, con el consiguiente retraso, o bien rehacer de nuevo todo el proyecto incorporando la descontaminación de la parcela y empezar todo el proceso desde cero.

En cualquier caso, parece que este asunto y la ausencia de estos informes en el pliego y en el proyecto podrían haber sido los motivos que llevaron a la primera empresa adjudicataria a renunciar al proyecto.

Lío jurídico a la vista

Según ha podido saber Getafe Actualidad, cualquier posible solución tiene que tener en cuenta lo establecido en la Ley de Contratos del Sector Público, según la cual solo podrán modificarse los contratos cuando esté recogido en el pliego de condiciones, cosa que no sucede en este caso, o cuando sea necesaria una modificación no prevista y una administración diligente no lo haya podido prever. Tampoco es este el caso, ya que supuestamente existía un informe sobre dicha parcela no tenido en cuenta ni en el proyecto ni en el pliego.

En cualesquiera otros supuestos, si fuese necesario que un contrato en vigor se ejecutase en forma distinta a la pactada, deberá procederse a su resolución y a la celebración de otro bajo las condiciones pertinentes, en su caso previa convocatoria y sustanciación de una nueva licitación pública de conformidad con lo establecido en esta Ley.

Oscurantismo del Gobierno local

El pasado lunes, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández; el concejal de Vivienda, Jorge Juan Rodríguez, y el gerente de la EMSV, Ángel Antonio Fernández, mantuvieron una reunión con los afectados después de que saltara la polémica en los medios de comunicación y de que la oposición instara al Gobierno local a dar explicaciones sobre este tema.

En dicha reunión, sin embargo, los responsables municipales obviaron los detalles sobre los informes de contaminación y se limitaron a emplazar a los adjudicatarios a los resultados de los análisis por parte del citado laboratorio holandés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *