Destacadas, Sociedad

Aparecen escritos acusando a Sara Hernández de “despersonalizar” la atención a víctimas de violencia de género

Detenidos antecedentes Robo

La agria polémica suscitada entre el Gobierno municipal (PSOE e IUCML-LV) y sindicatos policiales ha vivido un nuevo episodio esta semana con la aparición en dependencias de Policía Local de escritos anónimos en los que se acusa a la alcaldesa, Sara Hernández, de “mentir” en relación a la nueva unidad de protección integral a víctimas de violencia de género y de “despersonalizar” el servicio que los agentes venían prestando a las mujeres.

En este escrito, que ha sido difundido a través de redes sociales por el sindicato CPPM, se hace referencia al anuncio del Ejecutivo municipal en el que informaba de la puesta en marcha de esta nueva unidad que, según detallaba, pasaba a contar con más agentes y con un horario más amplio de atención y seguimiento a las víctimas.

En el texto se acusa a la alcaldesa de mostrar una “desvergüenza infinita” ya que esa unidad “ya existía”, y estaba compuesta por “14 agentes con una media de 11 años de experiencia que, además de prestar un seguimiento y protección especializada a las víctimas, también realizaba numerosas intervenciones con menores”. “Incluso se les sustraía de su servicio para pasearte a ti (Sara Hernández) en coche oficial hasta algún organismo del Estado o de la Comunidad de Madrid, esperando durante horas para regresarte a Getafe”, apunta.

Según detalla este escrito, el servicio anterior a la reorganización del Gobierno local “ofrecía a las víctimas un trato cercano y de absoluta confianza, en el tramo horario de 6:00 a 23:00 horas”. “Las víctimas conocían a los agentes y estos conocían a las víctimas, su situación, su riesgo, no solo el resultante del sistema VIOGEN, sino el que el propio agente o en evaluación con otros agentes de la unidad consideraban más real”.

Atención no especializada

Sin embargo, lo más llamativo del escrito es la acusación de haber cambiado esta situación anterior por un trato “despersonalizado totalmente” hacia las mujeres. Así, subraya que la alcaldesa ha “cogido unidades ya existentes y les ha añadido la coletilla ‘protección a las víctimas’, con lo que estas unidades desarrollan, además de los servicios habituales (dobles filas, peleas, problemas de vecindad, etc…) la protección de víctimas, sin saber nada de ellas salvo lo escrito en un folio pasado a la entrada del servicio”.

Si llaman en horario de tarde y noche serán atendidas por el operador de sala del 092, no por agentes especializados como ocurría antes”, recalca el escrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *