Destacadas, Sociedad

La EMSV da largas a los adjudicatarios de las viviendas de El Rosón ante la quiebra de Oproler

roson emsv

Los responsables de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Getafe han optado, una vez más, por dar largas a los futuros vecinos de las dos promociones públicas de vivienda en la zona de El Rosón que gestiona el Gobierno local ante su lógica preocupación por la quiebra de una de las dos empresas que forman la UTE para la construcción de estos pisos.

El pasado viernes salía a la luz la decisión de Oproler de presentar concurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a sus deudas, lo que supuso un nuevo golpe a las esperanzas de estos 147 adjudicatarios que esperan sus viviendas desde 2015.

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, dijo el mismo viernes desconocer los detalles de esta noticia, si bien aseguró que las viviendas estarían finalizadas después de verano, una atrevida afirmación a tenor del sombrío horizonte que se cierne sobre estas dos promociones.

Más allá fue el secretario de la EMSV, quien en conversaciones con una de estas futuras vecinas el pasado día 7 de junio le aseguró que el concurso de acreedores de Oproler “no es oficial” y que en caso de ser así “al ser una UTE (Unión Temporal de Empresas) seguiría adelante OCA (la otra constructora) pero que incluso la empresa no tendría por qué dejar las obras”, según ha asegurado esta afectada.

El responsable de la empresa municipal subrayó, asimismo, que los trabajos siguen adelante, pero que los empleados “están trabajando en interior, no en altura, y realizando trabajos de albañilería”, ante la estupefacción de esta adjudicataria que dice no entender cómo es posible realizar estos presuntos trabajos “cuando aún no está terminada la estructura”.

3 Comments

  1. En el propio plan de obra que la emsv difundió estaba planificado tener terminada la estructura a final de mayo, cuando ni si quiera va por la mitad.
    Ya solo ralta decir que están empezando la casa por el tejado.

  2. Que vergüenza, Oproler de nuevo. A mi y a todos los cooperativistas de una parcela en El Bercial, nos hicieron lo mismo. No podían hacer frente al presupuesto que firmaron para la ejecución de la obra y nos tocó pagar a Obrum para que la cogiera… Que desastre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *