Destacadas, Política

Sara Hernández, única alcaldesa de la zona Sur que renuncia a la estabilidad para gobernar en solitario

sara hernandez estabilidad

Alcorcón, Móstoles, Leganés… Los grandes municipios de la zona Sur de Madrid se preparan para conformar sus Corporaciones este próximo sábado en lo que supondrá a efectos prácticos el pistoletazo de salida a la nueva legislatura, y todos ellos lo harán con un denominador común: la formación de Gobiernos de coalición entre PSOE y otras fuerzas de izquierdas para tratar de dar estabilidad al próximo mandato.

Solo Getafe, con Sara Hernández al frente, ha rechazado la posibilidad de alcanzar acuerdos con otros partidos para garantizar la armonía en el Gobierno municipal, por lo que el PSOE gobernará en solitario y en minoría con 11 concejales de los 27 que conforman la Corporación.

En la mayor parte de los municipios del entorno (a excepción hecha de Fuenlabrada, donde el PSOE de Javier Ayala obtuvo mayoría absoluta) los socialistas se han decantado por tender puentes con formaciones afines.

Es el caso de Leganés, donde Santiago Llorente sacó 10 concejales que le podrían permitir gobernar en minoría, pero que ha optado por incluir en su Gobierno a Más Madrid-Leganemos para generar un proyecto “plural, estable y de progreso”.

Lo mismo ocurrirá en Alcorcón, municipio que dejará de estar en manos del PP para ser gobernado por la socialista Natalia de Andrés (9 ediles) gracias al acuerdo alcanzado con Ganar Alcorcón (5 concejales), pese a que el PSOE podría también optar por liderar la ciudad en solitario al ser la lista más votada.

En Móstoles, la situación se repite. El PSOE de Noelia Posse ganó las elecciones y obtuvo 10 concejales, lo que también le daría opción a gobernar en solitario toda vez que las cuentas no dan para presentar una candidatura alternativa. De este modo, Posse también ha decidido tender puentes con Podemos, que de este modo entrará en el Gobierno municipal.

Solo Sara Hernández ha tomado el camino opuesto y ha decidido gobernar en solitario con 11 concejales (todos ellos con delegación, según anunció), lo que condena al Ayuntamiento de Getafe a cuatro años más de incertidumbre y de duras pugnas y futuras negociaciones para cuestiones tan relevantes como la aprobación (o no) de los presupuestos.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *