Destacadas, Sociedad

«Están jugando con nuestras vidas y con nuestro dinero»

“El Gobierno municipal hará todo para que, según está previsto, a la vuelta de verano nuevos vecinos de Getafe puedan disfrutar de sus viviendas”. Con estas palabras se despachaba la alcaldesa de la ciudad, Sara Hernández, el pasado 7 de junio tras conocer la quiebra de una de las empresas encargadas de construir las 147 viviendas públicas de El Rosón.

Movida por un optimismo exacerbado derivado de su victoria electoral, la regidora no dudó a la hora de criticar abiertamente a aquellos medios de comunicación local que, como Getafe Actualidad, están siguiendo con atención y preocupación la situación de las 147 familias que fueron “agraciadas” con una de estas viviendas allá por 2015.

Ahora, con la renuncia de la UTE, se vislumbra un horizonte oscuro para este proyecto y se incrementa la preocupación de los adjudicatarios, que ven cómo sus futuros hogares se vuelven a alejar tras más de 4 años de problemas.

A continuación, por su interés, recogemos los testimonios de algunos de los adjudicatarios.

“Esta noticia nos ha afectado negativamente a todos. Sorprende que en 16 meses se haya completado solo el 23% de la obra y nadie nos haya dado explicaciones y nadie haya sido responsable con algo tan importante. Nos sentimos indefensos sin saber cómo y dónde acudir”. Alberto, adjudicatario.

“Venimos observando desde hace años que los responsables de la EMSV nos toman el pelo y demuestran una falta total de eficiencia, de profesionalidad y de humanidad, sin ninguna consecuencia legal. La EMSV es el responsable directo, lo que denota una pésima gestión, una incompetencia clara, una apatía total y una falta de empatía vergonzosa hacia los adjudicatarios”. Jorge, adjudicatario.

“Lo que ha ocurrido es que las elecciones acaban de pasar y no os importa (al Gobierno local) lo que le pase a la promoción, a las familias, a la constructora o si está bien o mal gestionada. Dentro de 4 años todo olvidado ¿verdad?”.

“Sin casa propia, a nada de no tener dónde vivir, con nuestros ahorros y tiempo invertidos en esta promoción. A nuestra edad el tiempo es lo que más pesa. No nos queda más que esperar a que decidan dejar de hacernos perder el tiempo. En 2015 teníamos la posibilidad de elegir, de optar a una hipoteca. Ahora en 2019 solo tenemos la opción de esperar pues los pisos libres están fuera de nuestro alcance”. Julián y Rosa, adjudicatarios.

“La EMSV tiene una actitud pésima para afrontar las gestiones derivadas ocasionadas por su mala gestión. La trasparencia de esta empresa es nula, reflejan desgana, mienten aunque siempre sin decir demasiado, contestan solo a los emails que les interesa… Hay familias desde 2015 esperando sus viviendas, pagando los pagos y muchos con un alquiler. Están jugando con nuestras vidas y con nuestro dinero”. Mario, adjudicatario.

“Yo fui una de las adjudicatarias en 2015. En ese momento pensé que qué suerte había tenido, no me lo podía creer, y ahora lo que no me puedo creer es lo que está ocurriendo y lo que lleva ocurriendo cinco años. Mi vida ha estado parada estos 5 años, porque no puedes hacer ningún plan de vida. No soy capaz de entender lo que ha pasado. Lo que esté pasando lo sabrá la EMSV, lo sabrá el Ayuntamiento, lo sabrá la alcaldesa, lo sabrán los constructores… Nosotros lo único que sabemos es lo que nos cuentan, y es mentira tras mentira. Es imposible hacer una peor gestión. Están jugando con nosotros”. María, adjudicataria.

1 Comment

  1. Me parece bien q se multe, x tirar colillas, papeles y orinar en la calle. También deberían obligar a los propietarios d perros a llevar un kit limpiador para los orines d sus mascotas, pues la ciudad està hecha un asco y huele muy mal. Cualquiera q recorra Getafe (yo soy runner y ciclista y me recorro Getafe de pé a pà) podrá comprobar lo q digo, dá igual el barrio (getafe norte, el casar, san isidro, etc…)’ es totalmente asqueroso….Auntamientoooo..haga algo productivo al respectoooo. Un ciudadano pagador d impuestos muy cabreado. (Cómo otros muchos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *