Destacadas, Sociedad

Decenas de agresiones, robos y presencia de antidisturbios en las fiestas del Sector 3

fiestas-sector-3-1

El pasado fin de semana se celebraron las fiestas del barrio del Sector 3, un evento a priori diseñado para el disfrute de los vecinos y vecinas de la zona y que se ha saldado con heridos de consideración, robos, intoxicaciones etílicas y la intervención de la Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional.

Así lo ha denunciado el sindicato policial CPPM Getafe a través de sus redes sociales, para poner de manifiesto su malestar por el hecho de que el Gobierno municipal destinara únicamente tres unidades de Policía Local a velar por la seguridad de estas fiestas.

En concreto, el pasado sábado por la noche se registraron, según el sindicato, “decenas de agresiones, robos, intoxicaciones etílicas, heridos de consideración y varios detenidos”, una situación que solo fue posible revertir “con la colaboración del resto de Policía Local de Getafe y con la UIP de Policía Nacional” desplazados de urgencia a la zona.

En este sentido, CPPM Getafe recuerda que ya se vivió una situación parecida en las pasadas fiestas patronales, con una auténtica batalla campal que obligó al Gobierno de Sara Hernández a adoptar medidas de cara al segundo fin de semana de los festejos.

Sin embargo, apenas cuatro meses después, se han vuelto a repetir hechos similares, algo que CPPM achaca a una “planificación cero y a jefes viviendo de espaldas a la realidad”. “Pese a acontecimientos previos y advertencias realizadas”, continúa el sindicato, las fiestas del Sector 3 se celebraron “sin filtros de seguridad, sin control de accesos, con dos escenarios distintos y alejados entre sí, con los efectivos de un lado para otro…”.

5 Comments

  1. Esto es una vergüenza tanta policía y para.q.una m.hay q.estar desde el principio donde hay q.estar nocuando pasan las cosas como siempre luego noslamentamos y una m.y loq.sigue más control esloq.hace farta y más castigos.a todos .esos maleantes delamierda castigo pero duro pero ya y menos rroyo

  2. Lamentable la falta de presencia policial en el lugar de celebración de las fiestas del Sector 3, y en los aledaños, mi hijo y un amigo, ambos menores, fueron rodeados por siete energúmenos de entre 20 y 30 años, les agredieron y atracaron ¿Qué esperan las autoridades que les maten para guardar un minuto de silencio por ellos? La impotencia me puede y no voy a especificar lo que pueden hacer con su minuto de silencio. Para mí la LIBERTAD es vivir sin miedo.

  3. Si la gente no sabe divertirse sin agredir, emborracharse y drogarse. El municipio tendrá que tomar las medidas oportunas para erradicar todo esto. Creo que sí las Fiestas son el germen de la violencia y la delincuencia habría que o suprimirlas o al menos vigilar las de forma adecuada . La diversión de unos pocos hace que otros muchos tengamos que estar viviendo diariamente estas escenas vergonzosas.

  4. …Es muy fácil.
    Al responsable de seguridad, destituirlo ya, por ineptitud y falta de atención a los ciudadanos.
    En su defecto: destituir a la alcaldesa si de ella llegó la orden de no aplicar más vigilancia, cuando ya es sabido de pasadas fiestas en el barrio.

    Con la integridad y seguridad de los ciudadanos no se juega. O si nó, que no ofrezcan fiestas, mejor se está en casa. Al menos más seguro.
    Bien acompañados de seguridad privada van ellos cuando se pegan un buen catering en cualquier evento.
    Banda de indeseables!!

  5. A mí me llamaron para ayudar a desalojar la zona cuando llego la hora de acabar el DJ, que tenía miedo de quitar la música por si los asistentes tomaban represalias.
    Hablé con la policía y me dijeron que eran muy pocos cuerpos y que necesitaban la autorización de un superior para poder ir a desalojar, además argumentaban que si se ponían los cascos e iban hacia la zona se podía producir una batalla campal y que les podrían dar de palos.
    Finalmente yo me encargué de hablar con todos los chavales que estaban subidos en el escenario y fui haciendo que despejarán la zona, al mismo tiempo el DJ fue bajando la música de volumen y poniendo canciones más tranquilas.
    Al final la cuestión es de actitud y buenos modos, eso lo entiende casi cualquiera, pero para eso necesitamos profesionales de seguridad que quieran hacerlo de esa manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *