Destacadas, Sociedad

CCOO desmiente que haya incumplimientos con las emisiones de Corrugados

La Federación de Industria de CCOO de Madrid ha criticado la actitud del Gobierno local de Getafe a propósito del malestar entre los vecinos de Los Molinos por las emisiones “fuera de lo normal” en la fábrica de Corrugados denunciadas en las últimas fechas.

Concretamente, el sindicato muestra su “sorpresa y malestar” con algunas declaraciones “por su falta de rigurosidad” al cuestionar que las autorizaciones ambientales que posee la empresa en 2017 sean suficientes. “Tanto la Comunidad como el Ayuntamiento saben que Corrugados cumple sobradamente con todos los requisitos que se les exigen. Mientras en público se declara una cosa, la realidad es que no se ha exigido nada formalmente a la empresa”, exponen.

El sindicato alega que “desde que se concedió la AAI [Autorización Ambiental Integral] se ha instalado un sistema de medición en continuo, que cada dos minutos envía datos a la Comunidad de Madrid en lo que respecta a la emisión de partículas contaminantes. Además, se hacen mediciones mensuales en cuatro focos diferentes de la fábrica y en cuatro puntos de Getafe”. 

Y lanzan un dardo: “En cuanto a controles ambientales, desde que se dio la AAI, que es pública y se puede comprobar, los requisitos que se piden a Corrugados Getafe están por encima de lo que marca la Ley, incluso son superiores a los que se exigen a otras siderúrgicas que están en pleno casco urbano en otras ciudades”.

Puestos de trabajo en peligro

Uno de los aspectos que más llamó la atención de los vecinos de Los Molinos fue el color del humo, ya que alguna de las columnas tenía “un tono anaranjado”. En su comunicado, CCOO no hace alusión alguna a esta cuestión, pero sí explica que “el humo blanco que emana de la chimenea es vapor de agua, nada que ver con ningún tipo de agente contaminante o cancerígeno”.

En cualquier caso, el sindicato traslada toda la responsabilidad al Ayuntamiento, que fue “quien decidió realizar un desarrollo urbanístico próximo a la fábrica cuando ésta llevaba muchos años en funcionamiento. Es responsabilidad de la administración garantizar que los vecinos cubren sus expectativas de calidad de vida”.

Las declaraciones de los representantes del Gobierno municipal no hacen sino “poner en riesgo los puestos de trabajo de las personas que desempeñan sus labores en Corrugados y contribuyen a alimentar una alarma social en torno a la actividad productiva de la empresa”, según CCOO Industria de Madrid.

“Sería deseable en los representantes políticos una mayor responsabilidad, que basasen sus intervenciones en informaciones veraces y contrastadas, así como que centrasen sus esfuerzos en reducir la alarma social por la vía de la implantación en la factoría y sus alrededores de las medidas necesarias para conjugar el confort de los vecinos y vecinas de Getafe con el normal funcionamiento de la actividad del polígono industrial”, concluyen.

1 Comment

  1. Las viviendas vinieron bastante más tarde y a pesar de las protestas se sigue construyendo alrededor y vendiéndose a precios desorbitados. Creo una buena solución incorporar una tasa a los vecinos para aquellos que desean nuestro traslado pero que paguen ellos no todos con nuestros impuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *