Destacadas, Opinión

La autodestrucción del prestigio del Ajax y el éxito internacional del Getafe CF

La lamentable actitud del Ajax de Ámsterdam F.C., en la eliminación de la Europa League, no puede empañar de ninguna manera, el mayor éxito internacional conseguido por el del Getafe C.F. en toda su historia, sin olvidar por supuesto la proeza de la eliminatoria del Bayern Múnich; que está demostrando con un cuadro técnico y una plantilla de profesionales honestos, pero sobre todo humildes, lo que un grupo organizado y bien dirigido puede conseguir. 

El futbol profesional por su evolución en los últimos años, se ha convertido en una industria emergente, y como tal, está evolucionando socialmente de manera espectacular; sin embargo, hay un factor que aunque parezca menor, en absoluto lo es, y me refiero exactamente al componente emocional. El futbol sin el calor de las gradas y la ilusión de los millones de espectadores/aficionados que lo siguen, no se podría entender. 

Ayer en un partido de la Europa League, en el mítico campo europeo “Johan Cruif Arena” de Ámsterdam, el prestigio internacional, la buena imagen y la propia historia del Ajax de Ámsterdam F.C., escribió una página triste en su laureado palmarés, hasta ahora inimaginada y desconocida, al menos para los aficionados foráneos, en la vida del club. 

Los graves y lamentables incidentes ocurridos durante el transcurso del partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League, entre Ajax A:F.C. y Getafe C.F., han dejado una huella e imagen difícil de restañar, máxime cuando hablamos de un club como el holandés, que hasta ahora había mantenido una buena imagen de respeto, educación y buen comportamiento en el mundo del futbol. 

Ya en el partido de ida, la pasada semana, los aficionados holandeses asistentes al partido de ida, celebrado en Coliseum, desde su protegida ubicación en las gradas, lanzaron diversos objetos a los jugadores rivales, alcanzando incluso a una profesional grafica de prensa, que estuvieron a punto de provocar la suspensión del encuentro. 

Pero ayer los incidentes alcanzaron su máximo nivel, no solo con los 2.500 aficionados azulones que se desplazaron al partido, sino algo bastante peor, el trato vejatorio, agresivo y humillante dado a los familiares de los jugadores getafenses, sus esposas, hijos pequeños, padres, y amigos, desplazados allí, para presenciar lo que todos consideraban una jornada festiva e histórica en el palmarés de los suyos, se vieron agredidos, humillados y avergonzados de lo que en un campo de futbol sufrieron, -las imágenes publicadas son esperpénticas- viéndose obligados, cuando el equipo local consiguió el 2o gol, a abandonar, sin protección alguna, el lugar de la localidad donde estaban ubicados, por cierto debajo de un graderío donde se encontraban un grupo de ultras locales. 

Del técnico holandés, Erik Ten Hag, mejor no hablar, el futbol es un deporte donde se puede ganar, empatar o perder, esto lo tenemos asumido cualquier profesional del futbol, y también los buenos aficionados, las circunstancias que suceden en el transcurso de cualquier encuentro son imprevisibles, pero las actitudes personales nos definen y califican a todos en cada momento, durante toda la eliminatoria se dedicó a humillar y ningunear al humilde Getafe, para después de finalizar cada uno de los partidos, reconocer textualmente: «No lo hicimos bien, no hubo suficiente apoyo desde atrás ni estructura» , que pena, la superioridad táctica del pequeño Getafe acababa de derrotar con un gran esfuerzo y sacrificio, a todo un laureado Ajax, ¿cómo se justifica esto? ¿ Se considera culpable de lo acontecido? Sr. Ten Hag, la humildad es una de las grandes virtudes que debe caracterizar a cualquier buen deportista, máxime cuando como a Vd., le han dado la responsabilidad de dirigir a un equipo de estrellas como el que tiene. 

Y para finalizar, no se puede entender, que un club de la entidad y prestigio del Ajax de Ámsterdam F.C., que aparentemente suele dar imagen de liderazgo en el juego limpio, que posee una de las academias formativas más importantes del futbol mundial, dirigido en la actualidad por profesionales y ex futbolistas internacionales tan acreditados como Eikjen -Presidente-, Van der Sar –Dtor. General-, Overmars, Poulsen, Reiziger, etc.etc., tengan la responsabilidad de dirigir a un club de ese nivel, “calentando” mediática y socialmente la semana previa al partido, con tantas carencias organizativas como las demostradas en el lamentable partido de ayer, falta de rigor estructural y en definitiva, una ausencia de sensibilidad indescriptible, para un evento de este nivel; quizás por ello, en estos instantes a cualquier aficionado al futbol se nos venga a la memoria el abandono de aquel club, por parte de nuestro entrañable y añorado Johan Cruyff. 

Juan J. Melero (Ex Gerente del Getafe CF y ex vicepresidente de la LFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *