Destacadas, Economía

El Gobierno local acuerda el aplazamiento del cobro de los impuestos municipales

El Ayuntamiento de Getafe ha anunciado este jueves su decisión de aprobar un aplazamiento en el cobro de los impuestos municipales que debían abonarse en las próximas semanas, en el marco de las medidas extraordinarias adoptadas ante el escenario planteado por la crisis del coronavirus.

El concejal de Hacienda, Herminio Vico, ha destacado que “en estos momentos tan difíciles desde la administración somos sensibles con las circunstancias sociales y económicas, por lo que hemos decidido cambiar los plazos para facilitar su pago a las familias”.

Por su parte la alcaldesa, Sara Hernández, también ha querido dejar claro que “debido a las circunstancias por las que estamos pasando, desde los servicios municipales seremos sensibles

ante las dificultades de las familias en cuanto a fraccionamientos de los pagos en caso de ser necesario”.

De esta forma el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), conocido popularmente como numerito del coche y cuyo plazo de abono era del 1 de abril al 2 de junio, pasará a cobrarse entre el 1 de junio y el 31 de julio.

Por otra parte, el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI) de naturaleza urbana y características especiales, cuyo plazo se había establecido entre el 1 de junio y el 31 de julio, pasará a cobrarse después del verano, entre el 1 de septiembre y el 3 de noviembre.

Además, los vecinos y vecinas adscritos al Sistema Especial de Pago Prorrateado (SEPP), que realizan sus pagos de forma mensual o bimensual, no deberán abonar la cantidad correspondiente al mes de abril, de forma que esta pasará a cobrarse durante noviembre.

Por otro lado, el Ayuntamiento tampoco cobrará la liquidación de las terrazas y veladores correspondientes al periodo del Estado de Alarma, evitando así generar nuevos gastos a los bares y restaurantes que se han visto obligados a cerrar durante estas semanas.

Se mantienen los plazos del cobro del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), tasas de vados, quioscos y cajeros, así como el IBI rústico, que se deberán abonar entre el 1 de septiembre y el 3 de noviembre como estaba previsto.

Además, tras el Real Decreto aprobado por el Gobierno de España, también se suspenden hasta el 30 de abril, aquellas deudas tributarias que vecinos o empresas tuvieran con el Ayuntamiento y que vencían durante estas semanas.

Autónomos

Por su parte, la empresa pública GISA no cobrará durante todo el periodo que dure el Estado de Alarma, las cuotas a las personas autónomas, emprendedoras y PYMES que estén alojadas en los centros municipales que gestiona: Centro de Empresas, Centro de Calidad y Espacio Coworking.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *