Destacadas, Sociedad

La UC3M se adapta para el curso 20-21 con “al menos un 50% de docencia presencial”

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha anunciado que adoptará “un modelo docente híbrido y transitorio para el curso académico 2020-21, con el fin de adaptarse a la nueva normalidad tras las fases de desescalada. Este modelo compatibilizará la docencia presencial y ‘on line’ síncrona, garantizando la calidad docente y cumpliendo con todas las condiciones sanitarias y de seguridad”.

Desde mediados de marzo, la universidad ha adaptado la docencia presencial al entorno ‘on line’ debido a la emergencia sanitaria del COVID-19. Ahora explica que “la solución híbrida o bimodal que se implantará el nuevo curso académico, en consonancia con la propia esencia de la Universidad, apuesta por una presencialidad de al menos el 50% de la docencia en grupos reducidos de estudiantes, sin exceder la mitad de la capacidad de las aulas de grado, y complementada con la docencia ‘on line’ síncrona en el horario previsto”.

Esta reprogramación docente de los grados contempla “diversos requerimientos adicionales, como el comienzo escalonado de los horarios para evitar aglomeraciones, pausas adecuadas para la ventilación de las aulas, medidas para el mantenimiento de la distancia de seguridad o la utilización obligatoria de mascarillas en los campus, entre otras”.

El periodo de admisión de este año académico para la solicitud de plaza en los grados se extiende del 1 al 22 de julio. Se han previsto diferentes sesiones informativas ‘on line’ sobre los trámites de admisión y matrícula en los meses de junio y julio. Su objetivo es “ayudar a las personas interesadas en solicitar la admisión en el próximo curso a conocer los procedimientos de solicitud, las fechas de adjudicación de plazas y los pasos a seguir en ese momento, en función de si han conseguido o no su plaza. Los estudiantes de nuevo ingreso recibirán formación en herramientas de docencia online”.

La Universidad Carlos III de Madrid afirma que apuesta, “en momentos tan inciertos como estos, por lo que han sido siempre sus enseñas: la calidad, el rechazo de las soluciones fáciles y la seguridad y bienestar de la comunidad universitaria. La opción elegida es garantizar al máximo la docencia presencial, siguiendo estrictas medidas de seguridad, prevención e higiene, lo que responde al firme compromiso social de la institución. Hemos adoptado la solución más compleja y más costosa porque sabemos que el futuro de nuestros jóvenes se construye en presente y cada día cuenta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *