Deportes

Arambarri se hace un hombre en Getafe

El jugador uruguayo llegó del Boston River procedente de su país siendo casi un desconocido y ahora, dos años después, equipos como el Atlético de Madrid se pelean por él.

Como otros muchos jugadores en las últimas temporadas en Getafe, Mauro Arambarri ha crecido una barbaridad a las órdenes de José Bordalás. El alicantino ha conseguido sacar el mejor rendimiento en muchos de sus hombres como él, hasta el punto de que el uruguayo ahora es un reclamo para varios clubs importantes en Europa.

Llegó con 22 años en el verano del 2018 y dos cursos después, en los que el conjunto azulón ha sido uno de los mejores de LaLiga Santander, con un paso muy positivo por la Europa League en la campaña 2019-2020, se ha consolidado como un centrocampista defensivo muy físico y difícil de superar, que llega a todas las ayudas y no escatima en esfuerzos.

Esas cualidades parecen hechas para triunfar precisamente en el Atlético de Madrid, uno de los equipos que han centrado su mirada en un jugador que ahora mismo tiene un valor de mercado de 20 millones de euros según Transfermarkt, portal online especializado en otorgar estas cifras a los futbolistas según su rendimiento.

Ya entra en los planes de Uruguay

Tal ha sido su nivel en este tiempo en Getafe que además de haberse convertido en titular indiscutible para Bordalás, con la gran competencia que el alicantino tiene en esa zona del campo, Arambarri ha llamado la atención de la selección uruguaya con la que llegó a entrar en su última convocatoria.

Este futbolista aguerrido y tosco, pero con buen trato de balón, formará próximamente en el centro del campo de la Charrúa en un nuevo intento de este combinado nacional de salir campeón. Su siguiente objetivo es la Copa América 2021, en la que sin partir entre los favoritos, le sonríen las apuestas de fútbol en Betway Sports, con una cuota de 10,00 por salir campeona, cifra revisada el 6 de agosto del 2020 y que está bien valorada teniendo en cuenta que Uruguay es la campeona por excelencia de la competición.

Sin embargo, la realidad es que por ahora mismo Arambarri se encuentra muy cómodo en un equipo que pese a no haber logrado superar el difícil calendario que tuvo durante la temporada para alcanzar de nuevo posiciones europeas en LaLiga Santander, sí que fue uno de los que mejor compitió, con sus armas.

Todavía tiene margen de crecimiento en Getafe

Sin embargo, la realidad es que por ahora mismo Arambarri se encuentra muy cómodo en un equipo que pese a no haber logrado superar el difícil calendario que tuvo durante la temporada para alcanzar de nuevo posiciones europeas en LaLiga Santander, sí que fue uno de los que mejor compitió, con sus armas.

Precisamente por esa razón, el Geta ha crecido mucho en los dos últimos años en cuanto a popularidad se refiere, lo que se traslada, entre otras cosas, a un crecimiento en las redes sociales muy sorprendente. También este nuevo marco social le ha permitido firmar buenos contratos de patrocinios, como el que tuvo durante la pasada temporada con Tecnocasa, que después amplió hasta junio del 2022 por la buena sintonía entre ambas partes.

Allí, Mauro tiene un sitio en el que seguir siendo importante, en un club en pleno crecimiento que pasa por su mejor momento histórico. Por lo tanto, además de seguir mejorando en su juego, todavía es joven y puede progresar, Arambarri cuenta con la confianza absoluta de todas las partes, lo que le hace estar cómodo y tener tranquilidad para centrarse únicamente en lo futbolístico.

Por esas razones, podría darse el caso de que finalmente Arambarri, que ha pasado de ser un joven poco formado a un futbolista con mucho potencial, pero ya consagrado y de gran valor, decida mantenerse en el Getafe unos cuantos cursos más, como así lo indica un contrato que de momento le mantiene atado a la entidad azulona hasta junio del 2023. Esto hace que todavía haya tiempo en futuros años para que se dé su salida en el caso de que el uruguayo decida pasar de etapa.

Sin embargo, lo que está claro es que se vaya o no, Arambarri en dos temporadas ha dado un paso de gigante. El Getafe lo fichó por algo más de dos millones de euros y ahora mismo su cotización en el mercado es de casi 10 veces más que entonces, lo que demuestra el crecimiento de un jugador clave en los esquemas de Bordalás, por el que hay varios equipos muy interesados en hacerse con sus servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *